Mayormente despejado

3°C

Martos

Mayormente despejado

Humedad: 73%

Viento: 11.27 km/h

  Deportes 

Sólo tres minutos bastaron para que varios encapuchados se hicieran en la pasada madrugada del jueves con un botín valorado en cerca de 30.000 euros. Un botín que consistía en 6.000 cajetillas de tabaco de un estanco en la zona de la avenida Pierre Cibié.

213 1 estancoLa agilidad con la que actuaron y la premeditación del robo hace suponer a los cuerpos y fuerzas de seguridad que se trata de una banda especializada que con casi toda probabilidad haya llegado desde fuera de la localidad.

En cuanto a la forma de proceder, los ladrones (cuatro según las grabaciones de la cámara de seguridad instalada en el estanco y encapuchados por lo que no han podido ser aún identificados, aparcaron el coche en la misma puerta del establecimiento. Consiguieron atravesar el cristal blindado -que tiene un grosor especial de seguridad- a base de golpes, lo que provocó un ruido que despertó a los vecinos. Precisamente fueron los vecinos los que alertaron del robo, pero la banda actuó con tal agilidad que no pudieron ser detenidos.

Los agentes de Policía Local, los primero en llegar al establecimiento, tardaron apenas cinco minutos en llegar hasta el estanco de la calle Félix Rodríguez de la Fuente, pero dos minutos antes los cacos ya habían dejado el local con un botín de al menos 6.000 cajetillas de tabaco por lo que los dueños -que ayer terminaban de arreglar los desperfectos y hacer recuento de daños y material robado- han cifrado en un coste superior a los 27.000 euros. La Guardia Civil continuaba ayer con las diligencias para esclarecer los hechos e intentar identificar a los autores.